Recursos, materiales y actividades para bachillerato de Artes @canalartes

Témpera o gouache

Cualquier pigmento suspendido en un aglutinante de resina puede llamarse pintura acrílica. Catharine Slade en su “Enciclopedia de las técnicas de la ilustración” dice que es el latex, emulsión soluble en agua, el más común de los acrilicos.
Los acrílicos se pueden utilizar sobre casi cualquier superfície, aunque las más habituales son lienzo, paneles de madera, metal y papel, pudiendose utlizar en murales tanto internos como externos.
Los acrílicos son solubles en agua mientras están húmedos, pero una vez secos son resistentes al agua y duraderos.

Características del Gouache.

Podemos decir que la pintura Gouache o témpera, es una acuarela opaca. Está fabricado usando pigmentos aglutinados con un medio que normalemente es goma arábiga.
La superfície de trabajo de las temperas, (como con la acuarela), es el papel. Mientras que el gouache tiene un largo historial de uso por artistas, su flexibilidad lo ha hecho muy popular para la técnica de la ilustración en las épocas actuales.
Una vez seco, las temperas continuan siendo solubles en agua, por lo que permiten ser mezcladas incluso cuando la pintura se ha secado ya. Esta es la razón que obliga a proteger con un cristal, las obras realizadas con esta técnica.


Un gouache bien pintado no debe tener gruesos empastes ni capas muy espesas de pintura, ya que puede agrietarse; sin embargo produce el efecto de ser más espeso de lo que en realidad es. Su luminosidad no depende de si la base es blanca o no, sino que su brillo está en la misma pintura. Debido a su opacidad, los colores claros pueden pintarse sobre los oscuros sin que estos aparezcan a través de los claros. Además, puede rebajarse en agua, dándole una transparencia parecida a la de la acuarela.
Al igual que la acuarela, su medio (o agente aglutinante) es la goma arábiga,​ aunque muchos gouaches modernos contienen plástico. El medio está ampliado con pigmento blanco, que hace opaca la pintura. Esto significa eliminar algunas de las limitaciones impuestas por la acuarela transparente: es posible aplicar pintura clara sobre oscura, y construir un cuadro con colores más sólidos.​
La pintura con gouache tiene menos luminosidad que la acuarela, pero es muy apropiada para pintar temas que requieran mucha elaboración, ya que el artista puede trabajar "a partir de los oscuros": aplicando primero los colores más oscuros y pudiendo añadir después los más claros. Es un proceso inverso al de pintar con acuarelas.
Fuente 2





No hay comentarios:

Publicar un comentario